?

Log in

No account? Create an account
 
 
26 December 2011 @ 03:36 am
A Whovian tale...  
Hi again. Las tres de la madrugada del día de navidad (FELICES FIESTAS A TODOS! XD), bueno, ya del 26, y yo escribiendo fic de Doctor Who. La culpa la tiene Moffat y los traumas que cojo con algunos capítulos. Y el especial de navidad ha sido uno de ellos.

El fic tiene spoilers. Solo de la parte final del capitulo, porque es una continuación del final, pero son spoilers igualmente. A ver, que decir del fic sin spoilear? Que es mi primer fic de Doctor Who y que al principio me ha costado escribirlo en español, más que nada porque siempre he visto Doctor Who en inglés y traducir ciertas cosas pues ha costado. Así que he traducido el "Hello sweetie" (sorpresa! River sale en mi fic) como "hola cariño" y el "cool" por "mola". Y nada mas interesante que decir.

Espero que os guste y recordar que es mi primer fanfic de DW, así que puede que estén un poco OOC.




Navidad con los Pond


El Doctor se limpió la lágrima mientras se sorprendía a si mismo por llorar. Eran lágrimas de alegría, de gratitud. Alguien se preocupaba por él. Estaba acostumbrado a que nadie lo hiciera. Él era un alien de mil años que había vagado casi toda su vida solo en la TARDIS. Y de repente Amy, su Amy, le dice que le estaban guardando un sitio en navidad desde que... bueno... eso que para él pasó hacía un par de semanas pero que para ellos había pasado dos años. Desde que él fingió su muerte mientras River cumplía llorando el cometido para el que había sido criada.

River, su mujer y su asesina. Su vida era así de complicada.

-No vienes? -dijo Amy saliendo otra vez al pasillo donde él no se había movido.
-Si, si -gritó gesticulando para que no se notara que había llorado.- Navidad, que hermosa época del año! Donde todo el mundo se reune con sus seres queridos y comen y beben hasta hartarse! Y yo voy a cenar con los Pond! Eso mola! La navidad mola!

Entró en el comedor y un gran árbol de navidad les recibió. Además de los típicos adornos de navidad estaba adornado con varios adornos que eran figuras de la TARDIS hechos a mano.

-Has personalizado el árbol! Me encanta! Puedo hacerlo más bonito todavía?

Sin esperar una respuesta sacó su destornillador sónico y lo encaró a las bombillas que lo rodeaban. De repente los colores cambiaban a otros colores, colores que no habían visto nunca pero que irradiaban calor y serenidad. Debajo del árbol habían regalos de navidad. En uno ponía su nombre. Y en el otro... otro nombre. Sintió una punzada de culpabilidad. Era su hija, como podía haberlo olvidado?

-Bueno! Creo que es el momento que vaya por vuestra hija para que los Pond por fin paséis unas verdaderas navidades en familia.
-Oye -le dijo Amy dándole un golpecito en el brazo- Que tu también eres parte de la familia y lo sabes.
-Sí -Rory salió de otra habitación, la cocina si no le engañaba su sentido del olfato- Y además legalmente, ya que estás casado con River.
-Verdad, verdad! A veces se me olvida! Pienso en tantas cosas que mi cabeza no sabe en que día se encuentra ni quien es quien. Por favor no le digáis a River que me he olvidado que estamos casados, no quiero que me dispare! Voy a por ella! -corrió hacia la puerta de entrada para salir a la calle.
-El pavo va a estar en cinco minutos, date prisa! -oyó gritar a Rory mientras salía.

Entró en la TARDIS y puso rumbo a Stormcage, donde se encontraba River cumpliendo condena por un crimen que no había cometido. La encontró en su celda, apoyada en los barrotes con una sonrisa seductora.

-Hola cariño -le saludó ella- A donde me llevarás esta noche? O... nos quedaremos en mi celda?

El Doctor se puso nervioso, había calculado mal el tiempo, esperaba encontrarse con una River joven, que acabara de entrar en prisión, no una que ya llevara años con él y donde su yo futuro ha había hecho... bueno... eso con ella. Le había pasado ya un par de veces y era desconcertante. Sabía que tenía que llegar el día donde se uniría plenamente a ella, solo que ahora todavía no estaba preparado.

-Oh... parece que estás en tus tiempos jóvenes. Lo siento amor, no pretendía a asustarte. Un segundo y salgo - sacó algo parecido a una horquilla del bolsillo de su pantalón y se dispuso a abrir la puerta de la celda, la cerradura estaba en el otro lado, pero con unos cuantos movimientos precisos, la puerta estaba ya abierta- Y bien? Donde me vas a llevar?
-A cenar con tus padres en nochebuena.

La cara de ella se iluminó.

-En serio me vas a llevar con ellos? -River se acercó a él. Creía que le iba a besar como otras veces, sin embargo esa vez le abrazó. Se quedó muy bien sin saber que hacer, así que le dió varios golpecitos en la espalda para devolverle el abrazo- Gracias. No los he visto desde hace meses. Y no quería decirte que me llevaras a verlos por lo de las líneas temporales y todo eso.

Y ahora sí, le besó.

El ruido de sirenas interrumpió ese beso y los dos entraron en la TARDIS mientras el Doctor se intentaba arreglar el pelo que había despeniado River mientras se besaban.

-Y bien? -River se puso a manejar los mandos de la TARDIS mientras él se quedaba mirándola. Sabía que no podía hacer nada si a ella le apetecía conducir- a donde vamos?
-Navidades. Dos años después de lo del lago Silencio. Cosa que por cierto, me he enterado que ya le has dicho lo que pasó a tus padres de verdad.
-Spoilers, cariño. Esa ha sido mi yo futura. Tu secreto todavía está a salvo conmigo, por ahora -dijo mientras reía- Son nuestras primeras navidades juntos?
-Sí -asintió. Al cabo de unos segundos se dio cuenta de lo que había querido decir- Espera, has dicho primeras? Ha habido más?
-Spoilers.
-Odio cuando haces eso.
-Tu me enseñaste. Oh -dijo mirando la pantalla- Ya hemos llegado.

Todavía se sorprendía cuando llegaban a lo sitios sin en inconfundible ruido de la TARDIS al aparcarla. Da igual que fueran los frenos, era uno de sus sonidos favoritos y le gustaba.

Salieron a la calle. Nevaba y hacía frio. De estar en una cárcel con calefacción, a un pueblo nevado era demasiado y River parecía que estaba tiritando con esa camiseta de tirantes que llevaba. Se abrazó a ella para intentar darle un poco de calor mientras corrían hacía la puerta. La abrió con su destornillador.

-Toc, toc, ya estamos en casa!

Los Pond salieron del salón mientras corrían a abrazar a su hija. El Doctor se apartó un poco y contempló la escena familiar.

-Hola mamá, hola papá. Me encanta volver a veros -oyó que decía River.

Después de varios minutos de abrazos y algunas lágrimas de felicidad, ahora que había experimentado él esa sensación podía entender porque lo hacían, entraron al comedor donde las luces seguían cambiando e incluso hacían brillar al árbol de Navidad. Esperaba que fuera a causa de eso y no de otra cosa después de lo que había vivido hacía pocas horas.

La cena de navidad pasó con normalidad. Intentó beber vino pero como otras veces lo echo fuera al segundo, encontró un gorro de papa noel al que River intentaba quitárselo diciendo que tenía un pelo demasiado bonito para llevar sombreros ridículos. Él decía que los gorros de papa noel molaban. Amy y Rory sonreían cómplices al ver esa escena. Hasta que llegó el tiempo de abrir los regalos.

Eran sus primeros regalos desde hacía mucho, mucho tiempo. Alguna gente cuando los salvaba le daban cosas que él no lo aceptaba como muestra de su gratitud. Pero eso eran regalos normales. Porque querían hacérselo. Después de lo que él había hecho pasar a esa familia.

-Bien, empecemos -dijo Amy mirando a todos que se habían sentado sobre la moqueta- River, tu la primera.
-Oh, mamá porque te has molestado?

Rasgó el papel de regalo y se quedó mirando embobada cuando vio que era. Una foto de Amy y Rory en un marco plateado.

-No se si tienes una foto nuestra en tu celda. Para que recuerdes a tus padres mientras estás ahí.
-Gracias a los dos, no sé que decir -les abrazó.
-No digas nada -dijo Rory- Estamos orgullosos de ti.

Estuvieron unos segundos en silencio hasta que Amy habló otra vez para decir quien era el próximo en abrir su regalo. Era él. Su paquete era más bien cuadrado, envuelto con un papel azul TARDIS. Antes de abrirlo lo agitó cerca de su oído para ver si sonaba. Sonó un sonido hueco. No sería...? Rompió el papel a toda prisa abrió la caja. Sí, definitivamente era lo que estaba pensando!

-Una fez! Oh Amy, Amy... como lo has sabido? Las fezes molan!

Se sacó el gorro de papa noel y se puso la fez. Se levantó de un salto a mirarse en el espejo que estaba en el pasillo lo bien que le quedaba. Oyó que River le decía algo a Amy, pero él estaba más preocupado admirandose en el espejo y poniendo recta su pajarita.

De vuelta a el salón se quedó un instante viendo la estampa familiar. Los Pond sentados debajo del árbol de navidad riendo y charlando como una verdadera familia. River giró la cabeza para mirarle y le sonrió de una forma que no la había visto nunca. Realmente estaba feliz. Él le devolvió la sonrisa.

Estaban siendo las mejores navidades de su vida.


FIN





Ahora no más Doctah hasta... hasta... otoño?? Como voy a sobrevivir sin él????????? Y sin River??? D: D: D: Voy a tener que buscarme otra serie/shipper obsesión. Tenerme miedo XDDD
 
 
Current Mood: giddygiddy
Current Music: I am the Doctor ~ Doctor Who series 5 OST
 
 
 
tinaedelsteintinaedelstein on December 26th, 2011 04:48 am (UTC)
creo que me quedare esperando como Amy en el 6 x 10 esperando por DW ..u.u... ya no quiero buscarme otro shipper que loo me hacen sufrir..u.u.hahahhaaaaa bien decepcionada hahahhaa XD en fin.. te quedo genial el fic, digoo q le costaba al moffat hacer algo asi solo esperemos que nos recompense con la temporada 7 y ps a esperar se ha dichooo ! DIOS BENDIGA A LOS FICS!! que con ellos sobreviviremos XDD